Emprendimiento: el nAch podría explicarse como una lucha continua entre una persona y unos niveles que ella misma se ha fijado.


El nAch podría explicarse como una lucha continua entre una persona y unos niveles que ella misma se ha fijado.

La necesidad o motivación de logro (nAch) se define como el deseo que tienen ciertas personas por mejorar los resultados de su acción y de sentirse responsables de los mismos, se relaciona con la capacidad empresarial de McClelland (1961 [1968]). Con este deseo se produce una competición personal con algún nivel de excelencia.

Es el impulso por sobresalir, por luchar para tener éxito más que por las recompensas del éxito en sí. La nAch   se manifestaba en administradores de los países industrializados diferenciándose de otras personas por su deseo de hacer mejor las cosas. Una persona con una elevada nAch pasa mucho tiempo considerando cómo hacer mejor su trabajo o cómo lograr algo importante para él.

McClelland estudió la nAch, principalmente, a través de una larga serie de   investigaciones   acerca   de   cómo   estaba   compuesta   y   cómo   se relacionaba con la conducta. Se apoyó en el Test de Apercepción Temática (T.A.T) de Murray, elaborando una técnica para medir la puntuación de “n” logro. Por  diferentes investigaciones se ha demostrado que los sujetos con alta o baja “n” nAch muestran planteamientos diferentes en relación a la creación de una empresa. Así, considera que los individuos fuertemente motivados por el deseo del triunfo muestran mayor desenvolvimiento e iniciativa que los otros. Las personas con una fuerte motivación buscan, continuamente, en su medio las ocasiones de llevar a cabo desafíos interesantes y de probarse a sí mismo que podrán triunfar.

De este modo, McClelland, según recoge Robbins (1996, p. 221), concluye que los emprendedores tienen una gran necesidad de realización, prefieren situaciones de trabajo con gran responsabilidad, retroalimentación y un grado intermedio de riesgo.

Por lo tanto, el emprendedor es un realizador que busca:

  • Ser consciente de la responsabilidad sobre el resultado final. El sujeto busca situaciones en las que puede tener la responsabilidad personal de dar soluciones a los problemas.
  • Tener una retroalimentación (feed-back) rápida sobre su desempeño que le permita saber con facilidad si está mejorando o no; es decir, necesita un conocimiento explícito sobre los resultados, pues el individuo debe conocer en todo momento si ha tenido éxito o ha fracasado, con la finalidad de tratar hacerlo mejor constantemente.
  • Sentirse atraído por tareas moderadamente retadoras. Cuando se fija metas tiene probabilidades de que sean exitosas, no busca situaciones cuyo resultado depende del azar.

Por otro lado, McClelland (1961 [1968]), McClelland & Winter (1969) estudian las conductas que definen el rol empresarial derivadas de las personas con un alto grado de nAch. Éstas son:

  • Mayor interés en alcanzar el éxito en lugar de evitar el fracaso. No seleccionan estrategias defensivas. Seleccionan tareas de desafío, en mayor medida, que el resto de la población. Para encontrar la solución de los diversos problemas, muestran un alto nivel de determinación, de constancia y de superación de las dificultades. Les gusta sobreponerse ellas y no se dejan intimidar por la complejidad de las situaciones, pues éstas son las que les producen satisfacción una vez superadas.Sin embargo, la investigación de McClelland & Winter (1969) no demostró  que  los  individuos  que  se  impulsan  por  un  motivo  de evitación de fracaso presenten baja ejecución o riesgo.Timmons (1990a) comenta que nAch podría explicarse como una lucha continua entre una persona y unos niveles que ella misma se ha fijado.Johnson (1990), en la revisión de nAch de emprendedores, encontró que 20 de los 23 estudios analizados poseían una relación entre nAch y la relación empresarial. Cita las siguientes actitudes de las personas con un alto grado de nAch, en relación a las percepciones de las personas con un grado medio:

     

    •         Querer aprender constantemente.-        Tener sus propios objetivos y hacer el esfuerzo necesario para conseguirlos.

      –        Considerar que los métodos no importan, sino su eficacia.

      –        Preocuparse por superarse a sí mismo.

      –        Querer ser mejor que el primero y mejorar su rendimiento.

      –        Buscar el éxito en todo lo que emprende.

      –        Planificar estrategias para prevenir las dificultades.

      –        Conocer lo antes posible los efectos de su competencia.

      –        Conocer los resultados de su acción y tener una medida concreta.

      –        Tener la propiedad de los resultados.

       

      a.- Resumen de los estudios sobre la nAch en empresarios.

      McClelland realizó varios estudios para comprobar su hipótesis de que aquellas personas con un elevado nivel de nAch tienen una mayor probabilidad de convertirse en emprendedores. En su investigaciones observó  que  los  coeficientes  de  nAch  cambian  por  países,  profesiones, razas, sistemas educativos y nivel económico.

      Primer estudio.

      Investigó la relación existente entre el nivel de nAch de alumnos de diversos países occidentales, con la posibilidad de convertirse en emprendedores. El proceso que siguió fue el siguiente:

      Competición.Feed-back.

    • La nAch   se estimula en un grupo de sujetos, evitando el error de asumir  a  priori  que  la  intensidad  de  nAch  puede  inferirse  de  una manera simple y directa de algún tipo de conducta.

     

    Segundo estudio.

    Demostró su hipótesis, comparando a un colectivo de ejecutivos de grandes empresas con otro de emprendedores que se habían graduado hacía siete años. Este estudio se recoge en Brockhaus (1982).

    Babb & Babb (1992), en la investigación realizada en Nueva Inglaterra y Florida, compararon una muestra de emprendedores fundadores rurales respecto a emprendedores no fundadores y observaron que un rasgo distintivo era la nAch.

    Para detectar la presencia de nAch se utilizan los pensamientos espontáneos de una persona sometida a presiones externas mínimas, aplicándole los tests proyectivos.Los emprendedores y los gerentes con éxito tienen niveles más altos de nAch que otras profesiones. Los gerentes más exitosos tienden a tener  niveles  más  altos  que  los  menos  exitosos.  En  empresas pequeñas  el  presidente  tiene  más  alto  nivel  de  logro  que  sus asociados. En las grandes empresas la gente de nivel bajo tiene menor nivel de nAch, pero los del nivel medio presentan un nivel de nAch más alto que los del nivel superior; posiblemente porque estos últimos ya alcanzaron el nivel deseado y por lo tanto sus expectativas son menores.Estimula la nAch elaborando unas instrucciones que ponen de relieve el hecho de que se va a valorar al individuo, con arreglo a unos estándares definidos por McClelland en 196325.Son más capaces de recordar sus fracasos y las tareas que no fueron terminadas. Además, si pueden y hay probabilidad de éxito, es más probable que vuelvan a estas tareas.Aptitudes de organización que les caracterizan por presentar en sus formas de pensar una secuencia lógica para lograr que las cosas se hagan. Secuencia que se inicia con la definición del problema, deseo de resolverlo, identificación de medios para resolverlo, comprensión de las dificultades para solucionarlo, visualización de las personas que puedan ayudar y finalmente anticipación de lo que ocurrirá si triunfa o fracasa. Cuando prevalece esta secuencia los altos realizadores se encuentran fuertemente motivados.Perspectiva  superior  del  futuro,  pues  anticipan  sus  posibilidades futuras. Están más dispuestos a posponer recompensas inmediatas en favor de mayores recompensas de futuro. Se preocupan más del porvenir, especialmente a medio y largo plazo.Retroinformación que emplean en mejorar la imagen del beneficio, por eso necesitan el conocimiento de los resultados sobre las decisiones tomadas. Como medida del resultado utilizan el dinero que obtienen.Responsabilidad   individual   que   les   obliga   a   perseverar   en   sus acciones.Actividad instrumental enérgica y original que les permite mantener un ritmo acelerado de trabajo durante periodos relativamente largos.Autoconfianza  que  les  permite  tomar  para  sí  la  responsabilidad  y piensan que las cosas se pueden hacer en la medida en que toman esa responsabilidad.Planificación  de  metas  ligeramente  difíciles  para  así  aumentar  al máximo la probabilidad de nAch, pues desean vencer los obstáculos y sentir que su éxito o fracaso se ha obtenido gracias a sus propias acciones. Es decir, se establecen metas y logros moderados y toman riesgos calculados.Tienen   mayor   probabilidad   de   aplicar   una   percepción   rápida, razonamiento práctico y penetración para llegar a soluciones nuevas y creativas a los problemas.O sea, que conceden una atención cuidadosa y exacta a su situación. No ignoran sus fracasos, lo que les permite percibir las situaciones y sus posibilidades de manera que den gran racionalidad a su acción.

    Las investigaciones de Low, Murray & MacMillan (1988), Gartnez (1989), Johnson (1990), Shaver & Scott (1991), Gasse & D’Amours (1993) y Stimson, Narayanan & Shanthakumar (1993), destacan las siguientes características del emprendedor en relación con la nAch:

    Búsqueda de la Excelencia

     

    –        Procurar que lo que esté hecho esté bien realizado.

    –        Tener sus estandares personales de excelencia.

    –        Ser un gran trabajador.

    –        Demostrar determinación y persistencia.

    –        Estar automotivado.

    –        Explotar todo su potencial.

    –        Conocer sus déficits, tener audacia.

    –        Querer hacer las cosas de forma novedosa o quererlas hacer de forma diferente.Hacen juicios basados en su propia experiencia y normas, en vez de ser abrumados por el ambiente o las opiniones y presiones de otras personas.La búsqueda de la excelencia.Sentimiento de progresión.

  • Tercer estudio.Se preocupó en analizar si existía alguna relación entre el crecimiento económico de las naciones o regiones y el número de individuos con elevados índices de la nAch industrial. Se preguntaba ¿por qué se creaban más empresas de éxito en Estados Unidos que en ciertos países de África? Su hipótesis fue que los individuos con una nAch elevada serían más propensos a crear su propia empresa, y esto repercutiría en el crecimiento económico de su país.

    Furnham (1990) investigó esta hipótesis relacionando la nAch con el promedio de consumo por cápita del contador eléctrico, como una medida de crecimiento económico, llegó a la conclusión de que existía mayor consumo en una sociedad económicamente en alza. Este autor se apoya en la teoría de Weber (1904 [1995]) que relaciona el crecimiento económico y la nAch mediante la relación de los valores ideológicos de la cultura protestante con el comportamiento empresario.

     

    En contra de esta línea, Beit-Hallahmi (1980) no apoyan la idea de que la nAch proceda del crecimiento económico.

    Blais & Toulouse (1990) consideran que no podemos admitir la existencia de un simple modelo de motivación como el sugerido por McClelland. Por el contrario, demuestran que las motivaciones para crear una empresa no están delimitadas por las fronteras del país. Dicho de otra manera, el dinamismo y la receptividad del ambiente local intervienen mucho más en la decisión de crear una empresa, que la cultura propiamente dicha.

    Varela (1991) retoma esta línea, sobre la nAch, para explicar las diferencias respecto al éxito del desarrollo económico que se produce en países como Canadá, Australia y Estados Unidos, frente a los países de América Latina.

Fuente Tesis Doctoral

PERFIL PSICOLÓGICO DEL AUTOEMPLEADO

MEMORIA PRESENTADA PARA OPTAR AL GRADO DE DOCTOR POR Mª Luisa Sánchez Almagro

Bajo la dirección de la Doctora: Silvia A. Sánchez Herrero Arbide Madrid, 2003

(Sin Permiso de la Autora)

Anuncios

Acerca de UniSoft-AleBo

La tecnología a tu alcance Asesorías Científico - Metodológicas http://plc.site11.com
Esta entrada fue publicada en Capacitación, Empleos, Marketing, SEO, Servicios, Ventas, Web 2.0. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s